Seminario Conjunto FIA-LA y UNIMEI-PANARTES

Publicado por: ANDA / Martes, 12 Noviembre 2019 01:38

Este domingo 10 de noviembre dio inicio el Seminario Conjunto FIA-LA y UNIMEI-PANARTES que reúne a representantes de sindicatos de actores de Latinoamérica en la CDMX, para tratar temas de interés común a los trabajadores de medios de comunicación, espectáculo y artes escénicas.  En esta emisión que se llevará a cabo del 10 al 13 de noviembre contará con la presencia de representanes sindicales de Colombia, Argentina, Brasil, Cuba, Perú, Uruguay, México y Estados Unidos.

Durante tres días se realizarán mesas redondas y paneles de discusión sobre los temas de acoso sexual, igualdad de genero en el trabajo y creación de capacidades sobre negociación colectiva en el sector audiovisual, así como el apoyo al movimiento sindical en Colombia.

 

 

 

 

Palabras de bienvenida leídas por la C. Elizabeth Aguilar en representación de la Asociación Nacional de Actores en el primer día de trabajo del Seminario sobre el tema de "Acoso Sexual"

 

Muy buenos días.

En el marco de este importante escenario, se hace necesaria una profunda reflexión a acerca del hostigamiento y acoso sexual dentro del ámbito de las artes escénicas.  Sabemos que este asunto, que a todos nos afecta, ha sido largamente debatido en los últimos tiempos, empero resulta sintomático el hecho de que justamente en nuestro ámbito enfocado precisamente en la difusión de las ideas y sensibilización de la sociedad hacia los valores más trascendentes de la humanidad, este tema haya sido dejado de lado y poco hallamos avanzado en la construcción de un ambiente de trabajo libre de acoso.

Por un lado, los “artistas” por cuestionar los límites de la moral impuesta somos considerados como personas amorales o en el mejor de los casos como gente de “costumbres relajadas”, en donde se construye una imagen “romántica” de vida bohemia, el sexo, las drogas, el alcohol, etc., razón por la cual el abuso, la agresión y el acoso sexual se han invisibilizado especialmente y normalizado, incluso para nuestros propios ojos.   Si a esto sumamos que nuestro ámbito laboral responde cada vez más, a intereses mercantiles que tienden a respetar cada vez menos al actor o actriz en su integridad, tratándolo como un cuerpo que se compra y vende por razones totalmente ajenas al arte, y que refleja y afianza la ideología patriarcal que prima en nuestra sociedad, en dónde la mujer sigue siendo un ser cosificado, nos daremos una idea de la dimensión del problema que representa el hostigamiento y acoso sexual en el medio artístico.

Somos conscientes que no es un tema privativo de las mujeres, sin embargo, son ellas quienes en mayor porcentaje son víctimas, como lo demuestran las encuestas, y aunque la lucha por la igualdad efectiva entre hombres y mujeres sigue ganando batallas día a día, aún queda mucho por hacer.   En nuestro caso se trata de desmantelar un sistema en que las relaciones laborales se han mantenido por décadas bajo el poder del patriarcado; las figuras de poder son mayormente masculinas y se les permite todo en nombre de la creatividad y la “veneración al propio arte” o simplemente porque han gozado de amplia capacidad punitiva laboral y económica, sin que exista un contrapeso o una instancia a la que las víctimas puedan acudir en busca de ayuda, por ser el mismo poder, juez y parte.

Afortunadamente, cada vez más productoras, directoras, dramaturgas, guionistas, profesoras, directoras de casting, etc., se han incorporado al ámbito creativo, y cada vez más víctimas del hostigamiento y acoso sexual comienzan a considerar la denuncia como una alternativa, pero la necesidad de capacitar y crear protocolos para cimentar un ambiente artístico libre de cualquier tipo de violencia, permanecen como grandes pendientes.

Podríamos comenzar por emitir una declaración institucional de principios en que como sindicatos nos comprometamos con nuestros agremiados a trabajar en la erradicación de la violencia sexista, ofreciendo garantías y protocolos de atención a las víctimas y estableciendo códigos éticos y medidas de prevención y disuasorias frente a todo tipo de acosos en el ámbito laboral.   Urgente crear campañas de educación, de sensibilización, de difusión de los derechos de las mujeres, que nos permitan tanto a hombres como mujeres, definir con certeza que es y que no es el acoso sexual, el acoso moral, o el mobbing.  Definir los conceptos, y describir claramente las conductas, actos y comportamientos que se pueden considerar acoso sexual, por ejemplo, es una tarea que hemos obviado, pero que es vital para promover condiciones de trabajo sanas y para evitar que la “subjetividad” nos confronte.  Quizá no esté de más recordar que no se trata de una guerra, que nuestro objetivo final es la convivencia armónica y respetuosa.   Es urgente crear protocolos que regulen y aseguren un ambiente libre de acoso, dando voz a las víctimas y creando, manuales de prevención y hojas de ruta para dar seguimiento y solución a quejas y demandas, trabajando además en coordinación con las Empresas e Instancias gubernamentales dedicadas a proteger y promover la igualdad, con el fin de cortar de raíz las circunstancias que favorecen el acoso sexual.

Nosotros, como representantes de los trabajadores tenemos que contribuir de manera contundente a prevenir, mediante la creación de campañas de sensibilización de todos nuestros agremiados y el diálogo permanente con las empresas, para incluso, brindarles apoyo y asesoría para facilitar la implantación de medidas que promuevan condiciones de trabajo sin acoso y para arbitrar y dar cauce a las posibles denuncias o reclamaciones.  Tenemos mucho que aprender los unos de los otros, y por ello celebramos como una gran oportunidad la realización de este Encuentro, pues es muestra de la preocupación que compartimos los aquí presentes al respecto del tema y estamos seguros que ello redundará en acciones claras y contundentes para sembrar las semillas de un ambiente laboral más sano y que respete y garantice la dignidad de las personas.

Bienvenidos y manos a la obra.

 

 

  • 1

Contacto

  • Ignacio M. Altamirano No. 126, San Rafael
    06470, Cuauhtémoc, Ciudad de México
  • 01 (55) 5705-0624
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.